Amarás a tu prójimo.

Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. Lucas 10:27

Jesús nos dice que el mandamiento más importante es amar a Dios con todo nuestro corazón y el segundo es amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Hoy quiero escribir sobre el segundo mandamiento. Amar a tu prójimo como a ti mismo.

¡Bueno primero tendremos que partir en como amarnos a nosotros mismos y no diré las frases típicas que la mayoría de los coaches nos dicen: ¡Mírate al espejo, come sano, has ejercicio y valórate! No digo que no es importante cada una de las cosas ya mencionadas, es una parte de amarte, pero amarnos va más allá de eso.

Nuestra salud mental es muy importante y con eso me refiero a lo que hacemos para alimentar nuestro cerebro. ¿no podríamos comer algo que está en mal estado verdad? Por qué sabemos que nos vamos a enfermar, lo mismo pasa con nuestro cerebro, no podemos llenarlo de cosas negativas, de odios, de rencores o envidias, por qué estamos enfermando nuestro cerebro. En cambio podemos alimentarlo de amor, compasión, humildad y perdón.

Al alimentar nuestro cerebro con acciones que nos benefician automáticamente benefician a quien nos rodea, si nuestra mente está ocupada envidiando al vecino o al compañero de nuestro trabajo, ¿cómo podremos darnos cuenta de las personas que nos necesitan?

Nosotros tenemos la capacidad de transmitir lo negativo y lo positivo. Cuando era niña evitaba leer el periódico por qué normalmente encontraba noticias dónde ocurrían cosas malas a personas que no conocía, pero aunque no las conocía me dolía, y empezaba a orar primero para que Dios cuidara de mi familia y segundo por las personas que sufrieron eso, en realidad me dolía y muchas veces lloraba por esas personas, eso se debía a qué mi madre y mi abuela me habían alimentado de amor, de amor al prójimo, ellas me habían transmitido amor, compasión y humildad y lo que bien se aprende nunca se olvida, yo miraba a mi abuela correr cuando le decían que alguien estaba necesitado o alguien enfermo, mire a mi madre cuidar de personas que la habían ofendido. Y aprendí a amar a Dios aún en las dificultades, eso fue lo que las personas más importantes de mi infancia me habían transmitido sin decirme una palabra.

Tengo un amigo que muchas veces que hablo con él me dice lo preocupado que está por qué me alimente, duerma bien y descanse y eso se debe que en la etapa que él me conoció me miró desvivirme por personas ajenas a mí, muchas veces no comía ni dormía bien por estar al tanto de otras personas, lo que él no sabía es que eso también era parte de mi alimentación, si bien no alimentaba bien mi cuerpo físico por cuestiones de trabajo o por ayudar a los demás, si estaba alimentando mi alma. Claro lo ideal es compaginar todo sin descuidar ninguna de las dos cosas.

Al decir amar al prójimo como a nosotros mismos es muy clara la idea, nosotros no deseamos que nadie nos lastime, se trata de comprender los sentimientos y emociones de las demás personas. En algunas ocasiones se puede salir de nuestro control el herir a alguien inconscientemente, pero siempre es importante mantener activa nuestra empatía y amor para poder cumplir con uno de los mandamientos más importantes amar a tu prójimo. Dios estara contigo en el proceso de amar a tu prójimo. Recuerda siempre que para Dios eres importante y te ama.


El que no vive para servir no sirve para vivir(Rabindranath Tagore)

7 comentarios sobre “Amarás a tu prójimo.

  1. Si todos siguiéramos este gran mandamiento , el mundo sería muy distinto . Todos deseamos lo mejor para nosotros, pero que tan difícilmente es para muchos amar al prójimo .Es muy fácil amar a los que nos aman, pero que difícil es amar a los que nos odian y nos hacen mal o lastiman.

    No es tarea fácil pero debemos practicar.

    Que mucho ganaría el mundo si evitaríamos los conflictos,las envidias, el odio , el rencor, las barreras de racismo y tanta otras cosas negativas que arraigamos desde pequeños. Hemos Olvidado el amor, el perdón y la sana comunidad entre todos. Es muy triste y lamentable aun siendo una sola raza pero con tantos sentimientos negativos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Así es Marvin, lo importante es que siempre mantengamos activo el uso de la empatía, es muy difícil perdonar cuando nos ofenden y ahí podemos practicar el ponernos en los zapatos de la otra persona y perdonar, ya que nosotros también deseamos el perdón de las demás personas. Recuerda siempre que Dios te ama y que eres una bendición para quienes re rodean♥️

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s