La paz que Dios puede darte.

Son palabras simples de decir. Sin embargo la práctica es muy difícil. Recuerdo cuando era niña, mi abuela siempre me decía que debía perdonar las faltas de los demás. Para mí parecía algo fácil de hacer. Pero los niños suelen ser crueles y yo pensaba que defender las causas perdidas era mi deber y eso me provocaba al mismo tiempo estar la mayoría del tiempo A favor y en contra de las personas, interiormente me volví una persona intolerante.

Luchando contra mi mal carácter trataba de calmar mis ideales. Pero mi error es que luchaba yo sola contra eso y al mismo tiempo me juzgaba a mi misma muy duramente, por qué pensaba que mi mal carácter era por qué yo era una mala niña.

Al pasar los años el carácter fuerte y la poca paciencia me perseguía y seguía enojándome y después arrepintiéndome y sintiéndome culpable cada vez más, no era un círculo vicioso, !era peor que eso! Era un avanzar sin final cada vez peor, por qué la culpabilidad avanzaba al grado de pensar que no podía acercarme a Dios por qué yo era mala.

Pensaba que Dios estaba molesto por qué había ofendido a mi prójimo, por qué me había desesperado y enojado.

Las experiencias me cambiaron, las consecuencias de mi mal carácter venían hacia mí, (algo que por cierto agradezco mucho) esas experiencias y ninguna salida me abrió los ojos. Solo tenía que decir las palabras correctas en la dirección correcta -Dios ayúdame. 

En ese momento que no podía más conmigo misma  no me importo pensar que Dios estaba molesto por mi forma de ser, lo que no me había dado cuenta años atrás, en ese momento la consecuencia de mis actos me enseñaron que Dios era mi único camino. 

Así que empecé a leer la biblia y aunque suene mal lo diré con honestidad, leer la biblia me era tedioso, por qué no entendía y eso me avergonzaba con Dios. No tener esa paciencia para aprender de él, pero no me rendí, cada día seguía leyendo y pasaban los meses y cada vez era más fácil, fue un proceso lento muy lento, pero no desistía por qué dentro de mí sabía que estaba tomando el camino hacia un futuro mejor, era mi boleto hacia la paz interior.

El obligarme a mi misma a leer la biblia cada día me hizo aprender a mirar al mundo con otros ojos, aprendí a qué todo ser humano y ser vivo es importante, aprendí a tener empatía. El mundo y las injusticias me dolían. Miraba a las personas y sus problemas como si fueran míos, muy adentro no cesaba de pensar en la niña que caminaba con zapatos rotos, en la persona que vi en el metro que pedían dinero, en el hombre enfermo de mi comunidad y me dolía no poder hacer lo suficiente por ellos. Aprendí a perdonar las faltas de los demás, a no guardar rencor en mi corazón y aunque no es fácil a veces pasar por alto las ofensas, siempre tengo el recurso de seguir aprendiendo de la Biblia y seguir en oración, sé que todas las cosas y cada paso que doy Dios está oyendo y abriendo el camino hacia el rumbo que él desea que yo esté. Y aunque en algunas ocasiones sigo enfadándome, también sigo aprendiendo día a día, aún me falta un largo camino por aprender y mejorar.

¡Ahora entiendo a mi abuela, el verla con las rodillas dobladas orando y su voluntad para leer la biblia todos los días. !Ella ya sabía sabía el medio para poder tener su paz interio!

Esperó que nadie se niegue el privilegio de hablar con Dios. No tengas miedo que Dios esté molesto. El quiere tu arrepentimiento de corazón y que jamás olvides que te ama sin importar nada. !El te ama!

Por la mañana hazme saber de tu gran amor, porque en tí he puesto mi confianza. Señàlame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma. Salmo 143:8

https://go.hotmart.com/E55001790U?dp=1

4 comentarios sobre “La paz que Dios puede darte.

  1. Es muy duro aceptar nuestras faltas y debilidades,pero aceptarlas es un gran paso que nos trae mucha paz y armonía con nuestro ser.
    Dios anhela que todos les busquemos en espíritu y verdad pero muchas veces olvidamos nuestra esencia y ofrecemos muy poco de nuestra parte para que el se manifieste en Gloria y Poder.
    Una vez tus palabras y mensaje nos dieron una clara visión del propósito De Dios. Te admiro mucho y me encanta tu trabajo. No te canses te escribir y si es posible lleva también estos mensajes en vídeos o podcast . Estoy 100% seguro que muchos conocerán la Verdad a través de ti.

    Muchos Éxitos

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tus palabras, tienes toda la razón cuenta trabajo aceptar nuestras debilidades, pero es ahí donde Dios muestra su poder siempre y cuando nosotros decidamos cambiar de la mano de el. Espero en el alma que Dios cuide de ti y sobre todo que Dios te brinde los deseos más profundos de tu corazón. Un abrazo fuerte🤗

      Le gusta a 1 persona

    1. Hola Les. quiero decirte que leí tu blog y quedé fascinada con tu trabajo es muy admirable plasmar lo que sientes. También quiero decirte que eres una persona especial, cuando reconocemos el dolor y la oscuridad y no deseamos volver es por qué de alguna forma Dios te está llamando, cuando el alma duele es por qué nos avisa que Dios quiere que le busques, pero sobre todas la cosas, no te sientas incapaz de hacerlo. Yo pensaba que ese era mi trabajo! Encontrar el rumbo para encontrar a Dios. Pero no es así, busca a Dios y el te dará el rumbo. Tu eres hija de Dios y como hija tienes el privilegio de pedir no regresar al dolor. Jamás olvides que Dios te ama y está esperando por ti.

      Le gusta a 1 persona

Responder a akane Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s